Comparamos las condiciones laborales de los autónomos en los principales países desarrollados y encontramos siete posibles líneas de mejora para los españoles