El 19 de marzo celebramos el Día del Padre. Pero no en todo el mundo: sólo en España y en un puñado de países más. Esto es, Italia, Portugal, Andorra, Guinea Ecuatorial, Honduras, Bolivia, Macao y Liechtenstein. Son estados de tradición católica los que han optado por esta fecha, precisamente porque también es Día de San José.  
En otras latitudes prefieren reservarse la celebración para el tercer domingo de junio. En Rusia reservan ese día para febrero, y en las antípodas, en Australia y Nueva Zelanda se queda para el primer domingo de septiembre. 

EEUU fue el primer país que se decidió a declarar un Día del Padre. Tras unos primeros amagos en 1909 y 1925, el presidente Lyndon Johnson proclamaba oficialmente el tercer domingo de junio como fecha especial para la figura paterna, a modo de reconocimiento del papel del padre en la educación de los hijos. Otro presidente, Wilson Woodrow, había declarado mucho antes el Día de la Madre en el país: en 1914. 

Resulta curioso comprobar cómo esta diversidad de fechas también se aplica al Día de la Madre, que en España tiene lugar el primer domingo de mayo desde el año 1965. Aunque el homenaje a la maternidad es casi tan antiguo como la civilización, localizándose los primeros precedentes en Grecia o Egipto.

Ángel San Valentín
Pareja en San Valentín

En todo caso, el Día del Padre del tercer domingo de julio fue la moda exportada por los estadounidenses a buena parte del mundo. En España, la tradición del 19 de marzo es la de reunirse con el padre y la familia y conmemorar la fecha con un regalo. Por extensión, la figura del abuelo también tiene su reconocimiento especial. Ellos son los padres más veteranos.

En otros países incluso se recurre a costumbres establecidas para el regalo a los papás. En Francia, por ejemplo, el obsequio es un clavel. En Australia es habitual que cada municipio elija a su “mejor padre”. Y en varias zonas de Alemania hasta salen en desfile por las calles, sobre carros tirados por bueyes que van muy bien surtidos de comida, cerveza y vino.

En Zona Mesa y López no llegamos tan lejos (al menos, todavía), pero nuestras firmas sí que te ofrecen una gran variedad de ofertas y posibilidades para atinar con ese regalo especial que merece Papá en esta fecha. Por aquí te esperamos, como cada año. Porque el Día del Padre siempre es especial.