El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria quiere que la nueva zona peatonal de Mesa y López se llene de actividad comercial y para ello está dispuesto a sacar en concesión la explotación de terrazas en aquellos huecos de la avenida que los inversores privados no ocupen por propia iniciativa.