La Zona Comercial Mesa y López, tiene como referente de origen la urbanización del área en la década de los años 60, tomando como punto de partida la idea de un eje perpendicular a la carretera del puerto con una densidad de viviendas y una concentración de usos en plantas bajas, que conllevó al desplazamiento de la actividad comercial hacia la zona del Puerto.

          El gran impulso al comercio tradicional, lo propició entre 1975 y 1978, la implantación de los grandes almacenes de Galerías Preciados y El Corte Inglés. A raíz de este hecho, en torno a la Avda. José Mesa y López como arteria principal, y en especial en el tramo Base Naval-Plaza de España, con las calles paralelas Néstor de La Torre y Juan Manuel Durán, se ha configurado la principal área comercial abierta intraurbana de la ciudad.
          La zona se caracterizó desde un principio, además de por la aparición de los grandes almacenes que marcaron hasta los años 90 las pautas que ordenan la evolución urbana y comercial del área, por la localización de establecimientos con alto nivel de especialización e innovación comercial, por una mayor profesionalización y por la utilización de los más recientes avances en mercadotecnia. Desde entonces y ayudada por la cercanía de la actividad portuaria y el turismo vinculado a la playa de Las Canteras, la zona se convirtió en un espacio estratégico dentro del funcionamiento urbano, como área comercial competidora.