Sítycleta ha incorporado una nueva estación de bicis eléctricas a su red, en la remodelada Plaza de España, que se une a la ya ubicada con vehículos convencionales en el mismo punto. La estación ha entrado en servicio junto con la reciente inauguración de la emblemática plaza, puerta de entrada a la zona de Mesa y López.

El objetivo de estas nuevas paradas es completar un mapa de estaciones que permitan conectar la zona baja con la zona alta de la ciudad de manera que el desnivel no sea un inconveniente o un freno a la hora de elegir circular con bicicleta. La Sítycleta eléctrica facilita el pedaleo en las subidas por lo que el usuario podrá salvar la orografía del terreno sin apenas esfuerzo.

Así, el entorno de la Plaza de España, y con la apertura también del Intercambiador de Concepción Arenal, tendrá un carácter intermodal. Según informa el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, «los ciudadanos tendrán a su disposición todo un abanico de opciones de movilidad sostenible y saludable, desde la bicicleta convencional y la eléctrica, hasta el transporte público colectivo –de Guaguas Municipales y también Global–, los taxis, o el desplazamiento a pie, que se verá potenciado por el carácter peatonal de toda la zona».

El objetivo de estas nuevas paradas de bicis eléctricas es completar un mapa de estaciones que permitan conectar la zona baja con la zona alta de la ciudad de manera que el desnivel no sea un inconveniente o un freno a la hora de elegir circular con bicicleta. La Sítycleta eléctrica facilita el pedaleo en las subidas por lo que el usuario podrá salvar la orografía del terreno sin apenas esfuerzo.

Esta nueva estación se suma a las que ya están operativas en el Canódromo, Avenida Marítima junto a la Súper Comisaría, y la más reciente estrenada en Subida de Mata, mientras que en breve se añadirán las del Centro Comercial La Ballena, Parque de Las Rehoyas y la de Infecar.

El concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, ha manifestado que “con esta nueva infraestructura afrontamos el reto de conquistar la parte alta de la ciudad para la movilidad sostenible, así como proporcionar a los vecinos la posibilidad de moverse de manera más amable, más limpia, y con menos ruido”.