Zona Mesa y López continúa trabajando para mejorar el futuro del entorno comercial, con diferentes reuniones con representantes de las administraciones públicas. En este caso, el viernes 9 de abril, Josué Iñíguez Ollero (concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria), Carmen Delia Martín Mederos (jefa de la Policía Local) y Eulalia Guerra (asesora de Seguridad y Emergencias), junto con distintos integrantes de la Policía Local, realizaron un recorrido por diferentes calles de la zona. Una visita en la que la secretaria general de la Asociación, Pepi Peinado Ruiz, trasladó a la representación municipal el malestar y la preocupación de los empresarios sobre diversos asuntos.

De este modo, Zona Mesa y López hizo llegar a la Policía Local de Las Palmas de Gran canaria la inquietud de sus asociados por la escasa presencia policial en el entorno y una creciente sensación de inseguridad, así como el aumento de hurtos y robos, con una percepción de total impunidad de los ladrones a la hora de elegir cuándo y dónde cometer los delitos con total impunidad.


EL CONCEJAL DE SEGURIDAD Y LA JEFA LA POLICÍA LOCAL RECORREN LA ZONA JUNTO A LA ASOCIACIÓN, QUE TRASLADÓ LA NECESIDAD DE ACTUAR ANTE LA INSEGURIDAD, LOS ROBOS, LOS OBSTÁCULOS EN EL TRÁNSITO DE PEATONES Y LA INDIGENCIA


Además, se trasladó a los responsables municipales el continuo tránsito de bicicletas y patines a excesiva velocidad, así como la falta de control sobre los dueños de los perros que dejan sus excrementos en la calle y sobre las terrazas que ocupan espacio al peatón con mesas, sillas y pizarras.

También se expresó la preocupación por el desordenado tránsito de camiones en las calles peatonales con la descarga de mercancías. Y, especialmente, el aumento de la indigencia y la mendicidad, sin que se mantengan las medidas de seguridad sanitaria que se imponen en el momento actual. Un colectivo que pide dinero a los usuarios de las terrazas, buscan alimentos y ropa en los contenedores alimentos y duermen en la calle.

Durante el transcurso del recorrido por la zona, que se prolongó durante unas dos horas, los representantes municipales pudieron hablar con diferentes empresarios sobre el terreno. En este punto, decidieron acordar la solución de estas cuestiones “con la mayor brevedad posible, dadas las circunstancias”.

El concejal informó a la asociación que en breve aumentará la presencia policial en la zona, de tres a 18 agentes, además de las frecuencias de las patrullas por todo el entorno. Igualmente, se trasladó que se va a reforzar la unidad de participación ciudadana, “con el fin de que muchos conflictos se puedan solventar de una manera eficaz a través de la mediación, y si no es así, finalmente sancionar”.