Zona Mesa y López sigue trabajando de manera continuada para trasladar la situación actual de la zona y sus expectativas sobre el futuro ante las administraciones públicas. Después de una intensa agenda, la asociación ha continuado estrechando los contactos con los responsables del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. En este viernes, 12 de febrero, con una reunión de nuestro presidente, Francisco González Bravo de Laguna, y nuestra secretaria general, Pepi Peinado Ruiz, con la concejala del Distrito Centro, Mari Carmen Reyes. El encuentro se produce después de otros en la misma línea con el alcalde, Augusto Hidalgo, la concejala de Servicios Esenciales, Inma Medina y el concejal del de Salud Pública y Protección Animal y también responsable del Distrito Puerto-Isleta-Guanarteme, Luis Zamorano.

Zona Mesa y López demandó a la responsable del Distrito Centro un seguimiento sobre el estado de las obras que se desarrollan en la actualidad, información sobre otros trabajos previstos en el futuro o el embellecimiento del Bulevar de la Calle Galicia hasta Mesa y López y el tramo entre la Calle Galicia y la Base Naval.

La reunión abordó el desarrollo de las obras, la necesidad de un mayor embellecimiento y temas como la venta ambulante, las palomas o la demanda de mayor presencia policial, entre otras cuestiones

Además, se cuestionó el desarrollo de las obras en el entorno de la Plaza de España, y las dificultades que plantean las estructuras levantadas para organizar eventos en este punto en el futuro. La asociación manifestó a la edil la necesidad de que “se nos informara con tiempo y se valorara nuestra opinión ante proyectos y acciones que tengan lugar dentro de la zona comercial”. Y volvió a insistir en la necesidad de una mayor comunicación, que no se produjo en el caso del anuncio de la reordenación del tráfico en la zona.

Zona Mesa y López también se lamentó de la venta ambulante autorizada en la zona, “sin calidad y gusto alguno”. Desde la Asociación mostramos nuestro desacuerdo no sólo por el perjuicio económico que ocasiona a las empresas de la zona con el alto alquiler que pagan por estar en ella, sino principalmente por el efecto llamada que pueda ocasionar hacia todo tipo de venta errante que solicite estar en Mesa y López, perjudicando la propia imagen de la zona comercial.

Además, en la reunión se abordó la necesidad de una mayor presencia policial (para un mayor control del tránsito de bicicletas, patinetes o perros), se expresó la preocupación por el aumento de las palomas o la necesidad de controlar las encuestas de ONGs en la zona. Además de pedirse, de nuevo, una mayor información sobre las zonas de carga y descarga.

Demandas sobres embellecimiento de las fachadas, una mejor iluminación o acciones dinamizadoras organizadas por el Ayuntamiento en entorno fueron otras cuestiones que se trataron en la reunión con Reyes.